La raclette. Introducción y receta.

Raclette mosaico

LA RACLETTE

La raclette es un plato a base de un queso de este mismo nombre: el raclette. Un plato de invierno por excelencia de origen suizo pero muy popular también en Francia. Es un plato sociable, pues es ideal para consumirlo entre amigos alrededor de un aparato de raclette. El plato se prepara con el queso fundido junto con patatas cocidas enteras con piel (en robe des champs) y con embutidos típico de montaña.

El plato lleva el mismo nombre del queso que se utiliza y que es originario del Cantón de Valais en Suiza. Existen en realidad dos grandes variedades de queso raclette: el raclette de Valais (Suiza) y el raclette de la región de Savoie (Francia). Este último es el más utilizado.

RECETA

Para 4 personas

Ingredientes:

1 kg de queso raclette en lonchas (se calcula entre 200g y 250g de queso por comensal)

1 kg de patatas pequeñas (de 3 a 5 por persona)

Variedad de embutidos (jamón serrano o ibérico, jamón cocido, salami, bacon, chorizo, salchichón, etc.)

Pepinillos y cebollitas en vinagre

Sal y pimienta blanca

Varias rodajas de tomate

Preparación:
Colocar una olla grande con abundante agua y sal. Cocer las papas con la piel hasta que queden blanditas (irlas probando si están blandas con la punta de un cuchillo).

Mientras preparar todos el resto de los otros ingredientes para ponerlas en la mesa: las cebollitas en vinagre, los pepinillos, los vegetales, el queso para raclette cortado en láminas.

Preparar la mesa de modo que cada persona pueda servirse en sus respectivos platos mientras el queso se derrite en el aparato para raclette.

Esta vez no hemos incluido vegetales pero otras veces si y quedan muy ricos. Para ello colocar láminas de champinones y/o rodajas de tomates en la parte superior del aparato para raclette y dejarlos dorar mientras derretimos el queso en la parte de abajo en sus respectivos cucharones. Cada comensal se sirve en su plato champinones y tomates, una o dos patatas calientes, el queso sobre la patata y el resto de acompañamiento.
Es importante mantener las patatas calientes durante todo el tiempo que dure la comida. Otra sugerencia: acompañar este plato con un vino blanco seco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *