Producto noviembre.

ACINIPO 2004 (Lemberger)

acinipo

 Acinipo es un vino original a más no poder. Lo elabora el viticultor alemán Friedrich Schatz    asentado en la serranía de Ronda (Málaga) desde el año 1982, a partir de una variedad inédita en el  viñedo español, lemberger, que sólo crece en algunas zonas de Alemania, Austria y Hungrí

 Schatz es uno de los pioneros de la viticultura ecológicas y biodinámicas* en Andalucía y, desde    luego, la búsqueda de la expresión más pura y natural se hace evidente en Acinipo, un tinto que en  principio ofrece aromas de reducción, algo salvajes, pero que luego de unas horas va adquiriendo  equilibrio, elegancia y un peculiar carácter.

 Tras una crianza sobre lías de nueve meses,  Acinipo apunta matices de cerezas muy maduras,  especias y maderas exóticas y una boca sedosa y fina, que puede recordar algún buen pinot noir. Sin  duda, un vino que entusiasmará a aquellos que aún buscan rarezas en el globalizado viñedo de este  planeta.

 Un vino distinto, apenas 7.000 botellas, que cuesta 19 €.

*Bodega ecológicas y biodinámicas

foto gallo en viña

Es en la que se siguen las prácticas ecológicas y biodinámicas. Favoreciendo  un  entorno  rico, diverso y equilibrado.

El abastecimiento del suelo con sustancias nutritivas sucede por el ciclo natural en el  cual se devuelve al suelo los sarmientos de la poda, los restos de las lías y del orujo de  la vinificación, por medio del compost biodinamizado.

La sustracción de las sustancias nutritivas principales se compensa con compost y  con el abonado en verde, que supone la siembra de leguminosas: habas, vezas,  tréboles, guisantes, etc (captadores de nitrógeno). Paralelamente se consigue reducir  el riesgo de erosión del suelo.

Con una laboriosa mano de obra se reduce el rendimiento por medio de una poda de  invierno en doble guyot, donde se dejan de 6 a 8 yemas por cepa.

Luego siguen muchas intervenciones en la poda en verde (despunte, desnietado y despampanado), para conseguir una pared foliar elevada, suelta y bien distribuida. Esto aumenta la calidad de la uva y, al mismo tiempo, tiene una fuerte función preventiva contra los posibles ataques de enfermedades fúngicas y plagas.

La protección de las cepas de cualquier enfermedad y los tratamientos se hace con productos ecológicos. Limitados sobre todo a medidas preventivas cuando hay una climatología adversa, y apunta sobre todo a un fortalecimiento del propio sistema de defensa de las plantas y de la fauna auxiliar existente.

Se aplican pequeñas dosis de azufre elemental y cobre, jabón natural, extracto de ajo, feromonas, silicato de potasa, alcohol, levaduras y aceite de hinojo, así como los preparados biodinámicos del 500 al 508 (cuerno de boñiga, cuerno de sílice, milenrama, manzanilla, ortiga, corteza de roble, diente de león, valeriana y cola de caballo).

http://www.youtube.com/watch?v=tU7g0kJYRdE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *